Declaración de identidades

Introducción en audio de Bob Burgess (en Ingles)

Yo soy Robert Burgess. Por muchos años me he ganado la vida como investigador privado, un buscador de la verdad. Las personalidades primarias en este libro pueden ser identificadas como angeles y yo he estado en contacto directo con muchos de ellos por un largo periodo de tiempo. Tanto es así que aquellos con quienes he bregado han establecido credibilidad a mi satisfacción. Cae en manos del lector hacer estas determinaciones po si mismo. Yo fui invitado a embarcar en un viaje, así también les he invitado a ustedes a acompañarme por un tramo.

Este trabajo cubre y clarifica muchas de las cosas que algunos llaman la amnesia colectiva de la Tierra. Grandes porciones de nuestra historia están desaparecidas y existen vacíos en cuanto al conocimiento de nuestro pasado, nuestro proposito y nuestro futuro. El elemento clave, el arquitecto maestro, ha sido Caligastia, El Príncipe Planetario. Al este libro ser la historia de la Tierra, es también su historia.

La relación entre nosotros es única. Aquellos que acepten las canalizaciones, tal vez opten por creer que yo estoy haciendo tal cosa. Yo no estoy haciendo eso.

En el 1995 yo recibí un implante por parte de un benefactor angelical. La prueba al respecto existe dentro de las paginas de este trabajo. Dentro de ese implante habían aspectos del ADN de Caligastia incluyendo memoria genética. En otras palabras, se me proveyeron aspectos de su memoria. Esto no significa que Bob ceso de existir o que mi propia personalidad fue borrada y sobre escrita con ‘programación nueva’. Mi libre albedrío permanece tan intacto como siempre ha estado. La situación esta mas a fin con decir Bob en adición a... Estas circunstancias me han llevado a una aventura excepcional y un viaje de exploración.

Cal:

Yo soy Caligastia, hijo Lanonandek #9344, del segundo orden. Esto significa que yo soy el nacimiento # 9344 de la familia de angeles Lanonandek. Alrededor de quinientos mil años atrás, yo fui enviado a este mundo con el proposito de fomentar la ‘Primera Causa’, el desarrollo de vida ascendiente.

Sus cuentas mitohistoricas archivan mi presencia bajo diferentes nombres en varios tiempos. Para los Egipcios, Yo fui conocido como Toth. Para los Hebreos, YO SOY. Para los Griegos, Yo era Hermes. Para los Romanos, Yo era Mercurio. Para los Escandinavos Yo era Thor. En todos los casos, se me confundió con ‘Dios’. Dada la tecnología limitada de los tiempos y la falta de sofisticación de las culturas envueltas, es fácil entender como ellos llegaron a esta percepción. Moisés una vez me pregunto quien yo era. Yo le dije ‘Yo soy lo que Yo soy’. Esto es lenguaje universal para querer decir ‘lo que ves es lo que tienes’. Moisés escogió ver un dios, y entonces yo pase a ser el Dios de Israel.

Yo he estado en vida, como hombre desde el año 29 DC. Inmediatamente anterior al asesinato del Hijo Creador en Jerusalén. Yo entre a la mortalidad para servir el proposito de mi misión. Algunas de mis encarnaciones pueden ser reconocidas dentro del contexto histórico. Estas son Genghis Khan, Carlomagno, Martín Lutero, Arturo de Camelot, Benjamín Franklin, Robert E. Lee, y una encarnación dividida entre Ellen White Y Aleister Crowley.

No es mi meta a través de este conjunto de escritos entrar en auto-agrandecimiento, tampoco pido que usted crea. Yo acepto la axioma del alma. Simplemente puesto, que es la naturaleza del alma gravitar hacia aquello que es cierto. Nosotros todos existimos en nuestro momento evolucionario. Aquellos con ojos podrán ver y aquellos sin los mismos, no podrán. Sirve el mejor proposito aceptarlos a todos como son y si me aceptan o no es irrelevante. Yo soy lo que Yo soy, y lo seguiré siendo sin importar cualquier percepción individual

Por muchos años, verdades a cerca de sus orígenes y lo que ustedes son han sido removidos de su alcance. Yo vi que esto era necesario para usted completar exitosamente su estudio en la Tierra. Llega ahora el tiempo de remover todos las vendados y permitir una apreciación de lo que se ha hecho, lo que falta por venir y porque ha sido así.

Aparte de las imperfecciones obvias de este mundo, no tome como fin crear un Utopia. Esta idea no cumple con la primera causa. Mi meta era/es generar almas ascendientes competentes como para asumir la ciudadanía universal.

En un mundo universal el promedio de almas ascendientes en relación con las no-ascendientes es de una a cinco. Ya hoy, mas de dos billones de almas han sido ascendientes y para el momento en que lleguemos hasta el final de esta linea de tiempo, ese numero habrá crecido hasta cinco billones. Este numero habla bien de las metodologías no-universales que se han empleado. Mas aun, testifica la realidad de que ustedes son personas magnificas. Aunque yo haya preparado los fundamentos y hecho los parámetros de sus experiencias en la vida, son ustedes quienes realmente han hecho el trabajo y en ustedes tengo complacencia.


Caligastia