El Estado Actual De La Rebelión

Hay un hombre, un austriaco, quien ha sido envíado desde Viena en tres ocasiones para hablar conmigo. La rebelión ha usado a este individuo como un medio de comunicación. No es poca cosa para este hombre víajar desde Europa hasta Los Ángeles para estos encuentros.

Ni la rebelión ni el universo han comprendido claramente mi posición dentro de esta situación. La rebelión asumió que como mis acciones coincidían con las de ellos entonces yo tomaría parte en la culminación de la rebelión, siendo por lo tanto este el espíritu del clan. El universo asumió lo mismo. Ambos están errados.

En este punto, Satán me ha visitado dos veces por medio de este individuo. Ambas veces se fue decepcionado de mis actidudes que no coincidieron con las suyas. Más importante aún es la última visita que occurió a comienzos de 1997.

Kurt es un ingeniero que trabaja para la Unión Europea. Es bien educado y profesional en su actidud y comportamiento. Nunca ha 'canalizado' información antes y seguramente no lo ha hecho desde entonces. Voy a explicar como trabajan estas funciones en un escrito posterior.

Llegó a Los Ángeles y se registró en un hotel cerca del aeropuerto. Mi hijo y yo lo recogimos, cenamos y lo llevamos a nuestra casa.  El individuo que quería comunicarse era uno de los príncipes planetarios de la rebelión.

Hablamos cerca de cuatro horas y Kurt se le concedió memoria del evento. Esto no siempre es así

Por algún tiempo discutimos los intereses universales y de la rebelión. Estuvo claro que mi posición estaba en duda. Aún así, este era un interés menor. Este solo príncipe representaba a otros ocho y él estaba tras de mí con el propósito de unirnos. Parece ser que el universo y la rebelión, ambos hicieron conjeturas inadecuadas sin considerar todas las posibles alternativas lógicas. Básicamente, querían saber la posición del Padre en esta ecuación. Ya que con sus declaraciones de rebelión cortaron no sólo con el universo sino también con el Padre. Asumieron que el Padre tomaría alguna posición y que Él bajaría entre las filas de 'SU' universo.

Indiqué al príncipe lo que parecía un error lógico. No hay un lado universal, no hay un lado de la rebelión, sólo hay el lado del Padre. Tuve que repetir este punto para permitir que la realidad tomara lugar. El Padre es autor de la rebelión tanto como lo es Lucifer y Emanuel. Las implicaciones para este príncipe le debieron haber agotado la mente. Pude ver el reconocimento en la cara de Kurt tan pronto el mensaje llegó a su destino.

Debió haber sido claro para el príncipe que estoy, y he estado, en contacto con el Padre. Es cierto. Este hecho me hace la única vía disponible que ellos pudieran tomar con respecto a este asunto. Es un momento en la línea de tiempo que fue previsto y que fuí posicionado para adaptarme a la circunstancia.

Sugerí al príncipe que sería entonces inadecuado, sin mencionar ineficiente, de mi parte comunicar a él los pensamientos Del Padre. Sugerí que nos reuniéramos con todos los príncipes dentro de tres días en el cuartel general planetario en Bolivía. El Antiguo sería árbitro. Estuvo de acuerdo.

Mi hijo y yo fuímos recogidos físicamente por El Antiguo y trasportados al evento. Nosotros estábamos 'en la carne' y los otro príncipes víajaron 'en alma', fuera del cuerpo.

La reunión empezó pobremente. Los once príncipes satánicos estuvieron furiosos tan pronto descubrieron nuevas tecnologías en este mundo que ellos no poséen. Específicamente, esto es un nave apodada por mi hijo como Clase Defiant en honor a una nave similar que aparece en el programa de televisión Deep Space Nine [Espacio Profundo Nueve ]. De sub tamaño, con sobre poder y fuertemente blindada, la nave fue diseñada con un solo propósito en mente - la guerra. No es una configuración estándar.

Los once demandaron que yo los proveyera esta tecnología. Me negué. Excedieron los límites de la civilidad básica, sin mencionar el protocolo, y se volvieron muy insultantes. Ya encendido, puse mi puño en la cara de uno de ellos (concedido, una cosa no muy angelical). Un esfuerzo inútil de mi parte ya que todo lo que golpeé fue el aire.

Los príncipes tomaron represalias atacando con los poderes y habilidades de sus propias almas. Sean y yo estábamos encerrados en el lugar y fue claro para mí que nos intentaron matar. Lo que no iba a ser. Nosotros dos liberamos nuestro propio fuego del alma lazando de regreso su asalto. Pisotearon hasta afuera de la habitación y dejaron el planeta, después de la precipitación.

Fue decidido que los restantes veintiocho regresarían al día siguiente y continuaríamos lo que aún estaría por empezar. Sean y yo hicimos el víaje 'en alma' dejando nuestras formas físicas en casa. A nuestra llegada, todos se sentaron en una mesa oval de madera. Luego procedí a cominar los pensamientos del Padre delante ellos.

1. El Padre reconoce y acepta que las razones para entrar en la rebelión fueron justas y que ninguna persona que poseyera integridad suficiente lo hubiera hecho de otra manera.

2. El Padre reconoce que por un lado ustedes no tienen deseos de regresar al universo, y por el otro su decisión de no hacerle la guerra habla de la integridad que poseen.

3. El Padre no está alineado con niguno, ni el universo ni la rebelión, tampoco apoyará a ninguna de las dos partes.

4. La lámpara de la verdad del Padre no reside más en el universo y ha sido removida hacia la Casa de Caligastia.

5. Fue obvio para todos los presentes que Miguel de Nebadón, que aunque es soberano de este universo no era más parte de él. El también reside bajo la sombrilla de la Casa de Caligastia.

6. El Padre no ordenará su regreso con el universo. En cambio, el séptimo y octavo universos estaban cerca de ser terminados y que el séptimo estaba listo para su ocupación. Estos príncipes y sus poblaciones de ascendentes serían reestablecidas en un mundo de su elección según ocurrieran sus varios momentos de juicio y rapto.

Estos comentarios fueron muy bien recibidos. De la manera universal a estos hombres se les hubiera presentado sólo una elección, abjurar su integridad o morir. Un Lanonandec sin integridad es lo mismo que si estuviera muerto. Todos hubieran escogidos morir con las botas puestas.

Algunas preguntas fueron hechas.

¿Quién sería el nuevo soberano del 7º universo?

La respuesta es Emanuel de Salvington. Todos estuvieron complacidos.

¿Dónde está Emanuel?

Mi respuesta en este punto fue: "Esas palabras no pueden ser dichas en este momento, pero será suficiente decir que el está cumpliendo los intereses del Padre"

La reunión terminó. Regresé a casa sintiendo que un progreso sustancial había sido hecho en nombre de la paz.

Unas semanas después, convoqué a un Gran Tribunal en la cuarta dimensión con el propósito de reunir las voces de los príncipes y su respuesta a la propuesta del Padre. Los veintiocho estaban presentes.

Comenzé la reunión diciéndoles que encontraba conmovedor ver que no habían renunciado a su lógica y su razón en el altar de las circunstancias inmediatas. Acepté que estos doscientos mil años han sido difíciles para ellos y que El Padre estaba consciente del sacrificio y el sufrimiento, y se le dió el reconocimiento a este punto.

Luego hice una pregunta. '¿Matarías a tu Padre por que tu Madre se ha vuelto una ramera?' Claramente el universo es el reparto en el papel de la madre.

La respuesta unánime fue 'No'.

Luego pregunté, "Ahora que una ruta se ha provisto, ¿nos escabuyimos al nuevo universo y abandonamos a nuestra madre en este su mayor momento de necesidad?"

Nuevamente la respuesta fue un unánime 'No'.

¿Hay alguno competente, entre los once mundos que se han comprometido a hacer la guerra al universo, por disposición o entrenamiento, para guiar a los billones de almas en caso de que ganaran la guerra a la que aspiran?

Nuevamente la respuesta fue un unánime 'No'.

Hablando por mi mismo, 'Preferiría morir antes que arrodillarme y cantar en coro 'Ave Satanus' ['Salve Satanás']. Sin embargo, si el Padre me dice, 'Toma tu armadura y espada ve y haz esto', lo haría. Si el dice, 'Ve delante hacia allá y has esto', lo hago también.

Guardé silencio por un momento para permitir que reunieran sus pensamientos tanto ellos como yo.

'Hermanos, ha llegado ahora el momento de que den su voz en estos temas'.

Me quedé callado. A su llegada los príncipes tomaron posiciones arriba y alrededor de mí. Al final esto formó un cículo donde cada uno era equidistante de mí, que estaba sentado en el centro.

Uno por uno, alzaron sus voces alrededor del círculo. Cada uno reconociendo su alianza al servicio del Padre y su asociación, implicada, con la Casa de Caligastia.

Según cada voz llegaba a mi oído, sentí una gran salto de alegría en mi corazón y lágrimas me salieron de los ojos. Que estos grandes hombres por vía de la lógica, la razón y la sabiduría han encontrado su camino fuera de una situación que no podían ganar y lo hicieron solamente por su fé en el Padre, fue gratificante en el extremo.

Una de las quejas del universo contra mí era que durante cerca de doscientos mil años, he rechazado desponder por mis acciones. Esto es una acusasión para los estándares de la Tierra. Me negué a hacerlo porque ellos no tienen jurisdicción para juzgarme por un crimen inexistente.

Sin embargo, en abril de 1995, recibí una visita de un antiguo del universo. Este ángel ha sido encargado para entregarme cosas  que describiré después. Hizo contacto conmigo por medio de un canal forzado durante una conversación con una mujer en la Red de Computadoras de Compuserve. Esta mujer, quien me puso al corriente eventualmente descubrió que tenía varias horas de tiempo perdido que fueron confirmadas por sus registros en la computadora.

La actitud de este antiguo era inconfundiblemente universal y no hizo ningún intento por disimular su animadversión por mí. Para validar lo que era, me dijo que dejará mi terminal de computadora, que saliera y que mirara el cielo. Hice como él ordenó. Ahí ví una gran nave roja con dos naves pequeñas rotando en un patrón orbital a su alrededor muy rapidamente. Esta nave orbitante se movía muy rápido para para ser cualquier cuerpo celeste. En ese instante Mufon (en Vista, California) estaba recibiendo reportes de avistamientos de OVNI del mismo objecto al mismo tiempo.

Regresé a mi terminal y reporté que había visto su ejecución.

Luego me llamó para atestiguar y responder por mis alegados crímenes contra el universo. Al momento de su transmisión, Celeste, mi Ajustador de Pensamiento, estaba arriba y gritando en mi oído que él no tenía autoridad para hacer tal demanda y yo no le debía ninguna explicación. Ella antes me había sugerido que cuando este momento viniera, empleara la siguiente respuesta: "Me reservo la declaración hasta ser repersonalizado". Sus sugerencias reflejaban el hecho que esta es una pobre práctica, sin mencionar la peor, hacer contacto con una persona mientras está bajo las limitaciones de la mortalidad y consecuentemente incapacitada en su habilidad para defenderse. La sugerencia de Celeste fue válida y bien apreciada. Sin embargo, decidí no escuchar en ese momento.

Está claro que estos hombres que llamo burócratas universales son de buenas intenciones. Mientras que por un lado sus prácticas y acciones están mal orientadas, ellos realmente creen que estan sirviendo al Padre como mejor permiten sus habilidades. No ví caso en dejar las animadversiones de los años previos continuar cuando estaba en mis manos crear paz. Escogí aquel momento para hacerlo.

El Antiguo Universal me retó a responder tres puntos.

1. Que mi acto de secesión era de hecho un acto de rebelión.

Negué la veracidad de la declaración. Más aún apunte que el mero acto de secesión permitía la posibilidad de reunificación en un momento posterior y el acto por sí mismo hablaba de su propósito.

2. Que los Principios Caligastianos de Ascensión Acelerada eran falsos.

Respondí que en la actualidad me faltaba la perspectiva para saberlo y aunque tenía mis dudas, eventualmente llegaría el tiempo para ser juzgado.

3. Que conspiré con Lucifer y Satán para derrocar al soberano universal, Miguel de Nebadón.

En este punto me paré de mi silla gritando: '¿Has perdido la cabeza?' Será suficiente decir que mi respuesta fue 'no'.

La postura del Antiguo Universal se suavizó un poco, pero él no había acabado conmigo, o yo con él.

De su comportamiento ví claramente el grado al que he ofendido a estos hombres. El último punto en la acusación demostraba los límites a los que sus pensamientos se han hundido cuando se hizo la especulación de que yo planeé un esfuerzo para derrocar a Miguel. Decidí que me valdría del protocolo universal, el cual daría fin a esta situación, al menos oficialmente.

Indiqué que lamentaba verdaderamente haber ofendido al universo. Exactamente mis palabras fueron: "Atestiguo desnudo ante el universo". El contestó: "Atestigua Desnudo ante Él que es el Señor".

Sin proponérselo, este antiguo me puso en la posición perfecta. El no sabía, ni podía, que Miguel y yo estábamos en contacto y de acuerdo con las acciones que tomé, estaba tomando y tomaría. Pero, en nombre de la paz, me tragué el orgullo y declaré que si había ofendido a Miguel, de hecho lo lamentaba y pedía por su perdón.

Esto puso al asunto a descansar. El universo no tenía pretexto para más acciones. Sus protocolos fueron cumplidos y respetados, y se dirijió una petición de perdón al Hijo Creadora.

Debería resaltarse que en una corte de la Tierra se espera típicamente que el acusado mienta para salvar el pellejo propio. En un escenario universal se asume que el príncipe planetario posée la suficiente integridad y que preferiría morir antes que mentir.

Después de mucho, reuní a la Tierra con el universo. Somos una vez más, un mundo universal.