Emanuel de Salvington


Emanuel es un Hijo de la Trinidad. Como los Migueles, es una pequeña familia de ángeles y esto habla de la naturaleza única de su grupo.

Emanuel es considerado como un Hijo Creador glorificado. El Padre le ha primero ofrecido cada uno de los universos que han sido creados. En cada ocasión, Emanuel ha rechazado la oferta, en parte, porque no se ve como merecedor del cargo. Sabe sus fallas, y está incómodo con la idea de la adoración a la deidad, que se confiere con el cargo. A pesar de todo, es un padre substituto, hermano, guía, mentor y amigo de cada uno de los Hijos Creadores de los seis universos. Los ha entrenado a cada uno para sus cargos.

Emanuel sostiene una posición única en el universo. Claramente de alta cuna e Hijo Favorecido, se mueve entre los universos respondiendo las llamadas de los Hijos Creadores, cuando y si ellos sienten la necesidad de recurrir a su experiencia. Él también es una persona que es enviada para manejar problemas diversos. No obstante, una vez comentó que él era la persona más competente dentro de la creación para encargarse del estiércol en los seis universos. De sus pupilos lo he oído decir, "Son todos buenos chicos", reflejando su actidud paternal y tolerante hacia ellos.

Naturalmente, su autodescripción no retrata bien el hecho de que él es un ser evolucionario avanzado quien está dedicado al servicio del Padre. Su apariencia física es de seis pies de alto, con con una complexión delgada, alta y en túnica, común en los ángeles. Tiene cabello castaño y una cerrada barba castaña.

La situación entre Emanuel y Miguel es única, en cuanto a que la Rebelión tuvo lugar antes de la instalación oficial de Miguel como Soberano. Un Hijo Creador requiere por costumbre, no por ley, completar siete encarnaciones en los varios niveles de vida dentro del universo. La última de Miguel, y la más difícil, fue como Jesús. Una vez que esta encarnación fue completada, y los protocolos fueron cumplidos, fue libre de tomar las riendas de poder. Él no lo hizo. En su lugar, se sumergió de nuevo en la carne y ha estado en la Tierra desde entonces.

El universo gasta mucho tiempo especulando sobre las intenciones y acciones del Hijo Creador y algunas de las varias personalidades exaltadas. No es incorrecto hacer la analogía con la Real Familia Británica y los muchos que especulan cada vez que ellos estornudan. Lo que es importante es que todas estas familias tienen algo en común sin importar sus familias angelicales individuales. Reflejan la actitud del Padre en como hacen lo que hacen y como son lo que son. Es crucial para entender esta gente, y en particular a Emanuel, que todos ellos sirven a la Lógica de Propósito. No haceis algo a menos que haya una razón para hacerlo. La falta regreso de Miguel al universo ciertamente ha iniciado años de discusión acerca de lo que él se traía entre manos. Aunque, dados los eventos que están frente a nosotros, uno puede ver como su silencio fue crucial para la creación del despertar universal que pronto se manifestará frente a nosotros.

Ningún otro Hijo Creador llegó al poder con un universo en tan ruín desorden y ningún otro Hijo ha tenido que levantarse ante los retos planteados por la rebelión. Hay buenas razones por las que Miguel de Nebadón es el soberano universal, estas serán obvias según se desarrolle el drama ante nosotros en su momento más importante.

Actualización 19-05-1998

No he dicho mucho acerca de Emanuel. Su paradero es desconocido para la mayoría y no sirven ningún buen propósito darse a las especulaciones. Ahora tiene un propósito poner delante vuestro la lógica concerniente a Emanuel.

La línea de tiempo Caligastiana sobre la Tierra es esencialmente una realidad virtual. Lo que ahora vivimos es la mejor de todas las alternativas posibles para la promoción y creación de vida ascendente sobre este mundo. Y no se hará 'realidad' hasta que llegue el punto en el que el Hijo Creador acepte la línea y se vuelva parte del fardo de SU línea de tiempo, la línea de tiempo universal.

Aún entonces, será una ficción. El Universo no será una identidad para siempre. Antes de la creación de los universos estaba Emanuel. Él es el Creador de los universos en que vivimos. Tal es la licencia que le fue concedida por el Padre Creador. La línea de tiempo para el universo es una muy larga, aún así es finita. Justo como el juicio del hombre está sobre nosotros, así también habrá un juicio sobre aquellos que viven dentro de los varios universos. Cuando llegue ese tiempo, las poblaciones ascendentes se elevarán a la 7ª dimensión (El Cielo) para estar con el Padre ó consecharán las consecuencias formadas por sus elecciones en la vida.

Uno debe hacer una pausa para reflexionar en el increíble poder dentro de la mente de Emanuel. Más aún, la enorme fé que el Padre tiene en él para concederle estas habilidades. Siempre es verdad que sin el Padre no somos nada y no podemos hacer nada. Aún con toda esta increíble habilidad, los poderes de Emanuel estan mayormente reservados y siempre al servicio del Padre Creador.

He dicho en escritos previos, aquí en la red, que cuando vine a la vida, negocié un póliza de seguro con el Hijo Creador. Después de su encarnación volvió a la mortalidad como hombre, y haciendolo se subordinó a mi línea de tiempo. Cuando venga el tiempo para nuestra partida debemos irnos juntos de otro modo la línea se colapsa y regresará a mi punto de entrada en la mortalidad, 29 DC. Calculé que el universo no querría crear una situación donde el Hijo estaría otra vez camino a Gólgota. Estimé más aún, que a pesar de su odio por mí, y es un odio, ellos no querrían inflinjir este increíble sufrimiento en el mismísimo individuo que ellos dicen adorar. No habría racionalización, ni negación, ni infamia tal en el pensamiento, que los inspirase a este estado de maldad y pecado consumados. Estaba equivocado.

También he hablado de la situación que aquí existe con los varios grupos nómadas de Nórdicos. Algunos de los cuales han expresado un interés en asociarse con la Casa de Caligastia. Sin embargo, hay naves universales que también quedaron atrapadas cuando inicié el anillo de energía alrededor del planeta. A estas les he dejado claro que cualquiera que haga un esfuerzo para aproximarse en mi dirección serán atacadas y destruídas. No he mantenido en secreto el hecho de que en un momento futuro tendré que limpiar el campo de juego. Esto pone a todos los elementos Nórdicos entre la proverbial espada y la pared. De aceptar mi oferta de asociación, morirán en manos del universo. De no aceptarla y tendré que encargarme de ellos yo mismo. Esta es claramente una situación donde no ganan.

Muchos de estos grupos Nórdicos se han doblegado ante las fechorías del universo por miedo. Más aún, el universo ha y sigue tratando de hacerme morder el cebo, y ponerme a pelear. Por un lado no estoy asociado con la Rebelión; piensan que soy presa fácil: todo el universo contra un pequeño mundo. Uno debe reconocer el grado de corage en este pensamiento. Los grupos Nórdicos afectados estan haciendo cuentas y se han dado cuenta que la asociación con Caligastia es una proposición pobre. Su percepción es equivocada. La ecuación es el Universo contra Caligastia, y el Hijo y El Padre y Emanuel.

Cuando coloqué el anillo de energía alrededor de la Tierra, El Antiguo me hizo un comentario. Dijo, "Nunca había visto algo así. De hecho, nunca OÍ de algo así". El anillo es una herrmienta pasiva que cumple mi propósito. No tiene que quedarse así. La lógica aquí es clara. Si ni las fuerzas universales ni TAMPOCO las grupos nórdicos pueden salir de este planeta a causa del anillo, se deduce que la intimidación y las amenazas universales son una total irrelevancia ya que no sostienen una posición alta esta cadena alimenticia.

La lógica de Emanuel es así. Él creó este universo y podría, con sólo el esfuezo de un pensamiento, des-crearlo. ¿Lo haría? Sólo él podría responder a esta pregunta. A pesar todo, tiene licencia para usar la habilidad. Se deduce que él podría alterar, afectar o destruir quirúrgicamente cualquier aspecto singular de su creación.

¿Dónde está Emanuel? Nadie lo sabe. La evidencia y probabilidad son claras, está sobre la Tierra. Los Nativos Americanos se les dió la profecía que un búfalo blanco nacería significando la presencia del Hijo Creador sobre la Tierra. Más aún, DOS búfalos blancos nacieron indicando DOS de los Hijos de Dios están aquí, y ahora. Los versículos de Juan 1 al 12 nos hablan de su verdadera presencia aquí sobre la Tierra.

La relación entre Emanuel y Miguel es una de Amor y Lealtad absolutos, entre ellos. Si Emanuel tuviera que escoger entre el servicio a un universo corrupto y el Hijo Creador, la conclusión sería -sin pensarlo dos veces- el Hijo.

¿Permitiría Emanuel a la fuerzas universales cumplir exitosamente sobre este mundo el pobre plan que he indicado?

Digo que no. Más todavía, la consecuencia por su mal juicio en este caso sería extrema y devastadora para aquellos aspectos del universo con pobres intenciones.

¿Permitiré que aquellos quienes decidan asociarse enfrenten la destrucción por su desición?

Mi respuesta es esta: "Caligastia proteje a los suyos."

No es mi deseo, ni mi intención, empezar una guerra con el universo. No obstante, no me inclino a quedarme parado y verlos cometer homicidio.